Historia del centro

ANTECEDENTES E HISTORIA DEL CONSERVATORIO PROFESIONAL DE LA MÚSICA Josep Melcior Gomis de ONTINYENT

Los estudios musicales regulados en Ontinyent se originaron en 1975, cuando se creó el Centro José Melchor Gomis de Educación Primaria, adscrito al Conservatorio de Valencia. El musicólogo y compositor Vicente Pérez-Jorge, franciscano de Llíria que vivió en la escuela La Concepción, y el músico Ontinyentí José Ma Ferrero fueron los fundadores de la misma. Los centros reconocidos tenían autonomía para examinar a los propios alumnos en todos los cursos excepto en el final del grado, para lo cual los profesores se trasladaron desde Valencia con el fin de crear pistas mixtas.

Hasta entonces, estudiar música en Ontinyent era principalmente una actividad amateur. En ese momento sólo había una banda, la Unión Artística Musical, dirigida por José Ma Ferrero desde 1950, y que contaba con su escuela de educadores, en la que los músicos mayores enseñaban a los más jóvenes. Ferrero estaba convencido de que con un reconocido conservatorio o centro mejoraría la formación de educadores, y en consecuencia la calidad de su banda. Además, se ofreció la posibilidad de obtener un título sin tener que viajar a Valencia (recuerda las dos horas necesariaspara llegar en coche otren). La creación de este reconocido centro también dio la oportunidad de estudiar otras especialidades instrumentales además del viento, como el piano o la guitarra, así como para realizar estudios oficiales de danza clásica.

Ferrero y Pérez-Jorge llevaron a cabo los esfuerzos y comunicaron la idea al alcalde, Vicent Gironés, quien la acogió con entusiasmo. Más tarde, a la muerte de este último, se hizo cargo de todos los esfuerzos finales el próximo alcalde, Roberto Belda, quien, con el mismo interés, asumió, ya que fue responsabilidad de la corporación municipal solicitar la creación del centro. Más tarde, en la sesión plenaria del ayuntamiento del 11 de septiembre de 1975, se acordó por unanimidad señalar el nombre de José Melchor Gomis, insigne music ontinyentí, para el Centro Musical.

Otro tema fue la ubicación del conservatorio. El Dr. Pérez, en su libro «La música en Ontinyent» publicado en 1979, escribe al respecto: «Las cábalas remodela sobrer edificios existentes, además de un presupuesto muy alto, hace problemática su adecuación para la docencia… La solución no debe ser otra que el tomo: construir un nuevo edificio, moderno, alegre, derrochando aire y luz natural, cual reclama la reputación y la categoría musical de Ontinyent. Dispone de terreno edificable, situado en amplia y acogedora zona urbana. Las obras se destinan a comenzar pronto -tenemos entendido- Quizá en tiempo récord contemplemos el flamante edificio cuya planta baja de unos quinientos metros, reservado para el Conservatorio onteniense. En tanto suceda esto -las autoridades tien puesta su ilusión como nadie- ha habilitado decorosamente el lugar anterior de la banda, gracias al ayuntamiento.» El local referido se encontraba en la Pujada de la Bola, y la banda fue trasladada a otro local municipal ubicado también en la Pujada de la Bola, en el Porxet, justo encima del ayuntamiento. Después de una pequeña renovación, las instalaciones se quedaron con cinco aulas, dos de ellas comunicadas, y una oficina, suficiente, al menos por el momento, para empezar. En cuanto al «edificio nuevo, moderno,…», tendrá que llegar más de cuatro décadas después.

Finalmente, el centro reconocido abrió sus puertas el 24 de noviembre de 1975. Se enseñaron las siguientes especialidades: Solfeig y teoría musical, conjunto vocal, piano, violín, guitarra, flauta, oboe, clarinete, faón, saxo, trompeta, trompa, trombón, bombardí, tuba, percusión y ballet. Los estudiantes, un total de 118, proceden de 10 pueblos de la Vall d’Albaida. Un éxito. Los pagos mensuales fueron de 300 pesetas por asignatura (no alcanza los dos euros), y si se estudiaban más de dos asignaturas, a partir de la segunda, 200 pesetas. En cuanto al material: pianos donados por particulares, mesas y sillas que pertenecían al bar del musical, escritorios que se renovó en algunas escuelas y para pizarras en las que un pintor había dibujado los pentagramas necesarios.

La publicació definitiva al BOE va vindre l’any següent, el 9 de desembre de 1976 es va publicar el Reial Decret 2841/1976 de 18 d’octubre: “Se clasifica como Centro reconocido no estatal de Enseñanza Musical de Grado Elemental, con el alcance y efectos que para dicha clase de Centros establecen las disposiciones vigentes, el denominado “Jose Melchor Gomis” de Ontinyent (Valencia), a efectos de formalización de matrícula y exámenes de fin de Grado”.

La posición de la banda también fue muy importante para el apoyo del conservatorio, ya que decidió trasladar a sus alumnos, como se refleja en el acta de una asamblea de miembros el 9 de abril de 1978: «… se informa sobre la situación de la escuela de educación en la sensación de que es desapareciera pasando sus alumnos en el Centro Musical «José Melchor Gomis» para que continúen sus estudios musicales».

Desde entonces, el conservatorio se consolidó tanto en Ontinyent como en toda la región y año tras año la matrícula fue creciendo. En el curso 78/79 ya superó a los 300 estudiantes y progresivamente se fue incorporando nuevos profesores. Todo mejoró, excepto el edificio. Las instalaciones de la Pujada de la Bola se estaban haciendo pequeñas. Para este curso ya se estaba utilizando como aula la sede de la banda, y dos aulas habilitadas en el edificio del Hospital de la Beneficencia, justo enfrente de las instalaciones de la banda.

El 14 de junio de 1979, un fuerte rayo cae en Ontinyent que derriba parte del antiguo techo del centro y causa una inundación del edificio. Mientras el Ayuntamiento considera su reparación, Ferrero y Pérez-Jorge están buscando el lugar para iniciar el nuevo curso. Además de los lugares que ya se utilizaron, la escuela la Milagrosa les deja su salón de asambleas para clases de ballet. El año académico siguiente 80/81 clases se transfieren al Hermitage para que pueda comenzar la remodelación del edificio. La inauguración oficial tuvo lugar el 6 de marzo de 1982, donde se le rindió homenaje al Padre Pérez-Jorge.

José Ma Ferrero murió repentinamente en julio de 1987. Es un éxito para todos, especialmente para el padre Pérez-Jorge, que ya es mayor. A continuación, una nueva generación de profesores que habían sido estudiantes, se encargan de llevar a cabo el centro continuando el trabajo de los fundadores: Daniel Ferrero, José Ma Bru, Miguel Sarrió o Francesc Tortosa entre otros.

En 1992 hubo un paso muy importante en la evolución de la educación musical en nuestra ciudad. El Ayuntamiento de Ontinyent propone hacer el centro «Melchor Gomis», que ya cuenta con más de 400 estudiantes, un Conservatorio Profesional Municipal, con el fin de garantizar y ampliar su servicio a la ciudad y a la comarca. Tras el acuerdo plenario y la resolución de la condición laboral de los profesores, los estudios de música profesional comienzan en Ontinyent en el curso 92/93, y el decreto de reclasificación del centro se publica

en el DOGV el 8 de junio de 1993. Se autorizan las siguientes especialidades instrumentales: Piano, Guitarra, Violín, Violonchelo, Flauta, Clarinete, Saxofón, Cuerno, Trompeta, Trombón, Tuba y Percusión. Posteriormente, a partir del curso académico 95/96, se autorizó la especialidad de Oboe.

En esos años el ayuntamiento había propuesto un ambicioso proyecto de construcción de un complejo cultural que debía incluir un auditorio, una sala polivalente y el conservatorio, y que al final no se llevaba a cabo, permaneciendo sólo en lo que hoy es la Sala Gomis. Por lo tanto, el conservatorio continuó ubicado en el edificio de la Pujada de la Bola, compartiendo con otros espacios porque ese edificio era claramente insuficiente.

En 1997 la Generalitat creó en Ontinyent lo que actual es nuestro conservatorio (Decreto 311/1997- DOGV de 9 de enero de 1998). En sus inicios se trataba sólo de la educación profesional y absorbió el alumnado de esta etapa del Conservatorio Municipal «José Melchor Gomis», que se redujo al Conservatorio Primaria. Al Conservatorio Profesional se le asigna una capacidad de 270 asientos y está autorizado para enseñar las especialidades instrumentales de Piano, Guitarra y todos los instrumentos sinfónicos, incluyendo por primera vez Viola y Fafón. Al año siguiente se autorizó la especialidad de contrabajo. Ricardo Ortega fue el director de nuestro centro durante esos primeros años.

Unos años más tarde, en el curso académico 2001/2002, se modificó la configuración del Conservatorio Profesional de Música Ontinyent y se implementan estudios elementales, 1 2001/2002, lo que lleva al cierre definitivo del Conservatorio Municipal «J.M.Gomis». En la Orden de 3 de julio de 2002 (DOGV de 2 de agosto), se reflejan las condiciones: su capacidad se fija en 360 plazas y está autorizada a impartir todas las especialidades instrumentales que ya se hicieron en el Conservatorio Profesional. Posteriormente, en el curso académico 2005/2006 se autoriza la especialidad de Canto.

Sin embargo, ni el cambio de gestión, de municipal a autónomo, ni el aumento de personal o alumnado, aportaron en ese momento una inversión en infraestructuras. El Conservatorio había heredado la sede del edificio del Conservatorio Municipal y como era insuficiente, era necesario utilizar diferentes espacios de la ciudad: las aulas de la escuela primaria Lluís Vives (actualmente sede de la Universidad en Avda. Torrefiel), una planta baja en la calle Mayor Paco Montés que había pertenecido a un conocido comercio ontinyentiano, o al edificio Patronat, así como aulas prefabricadas en el patio del mismo. En el curso 2002/2003, ante este problema y visto que el edificio del IES San Juan Bosco iba a estar disponible cuando finalizara la construcción del nuevo IES Pou Clar, se decide instalar allí el Conservatorio hasta que se construya el nuevo. Después de dos años compartiendo un edificio utilizando algunas aulas que el IES no necesitaba, el Conservatorio se trasladó por completo a este edificio en el curso 2004/2005, después de algunas reformas en él para redimensionar algunos espacios, pero que no implicaban aislamiento acústico u otras condiciones que un centro de estudios musicales requería. Sin embargo, como era una provisionalidad que se esperaba que fuera breve, inicialmente dio forma a la comunidad educativa.

Ese mismo curso tomó el resaltro del Conservatorio Josep Manel García, en sustitución de Joan Josep Albinyana, que había ocupado el cargo el año anterior.

El 25 de marzo de 2011 se publica en el DOGV la Resolución de aceptación por parte de la Generalitat de una parcela en la calle José Iranzo cedida por el Ayuntamiento para la

construcción del Conservatorio. El proyecto del mismo se pone a escribir, pero finalmente el proceso se paraliza y no se construye.

En 2015 asumió el cargo de director del Conservatorio Pilar Ferrero. Al comienzo de ese curso el Ayuntamiento de Ontinyent anuncia la declaración del año 2016 como «Any Gomis» en conmemoración del 225 aniversario de su nacimiento. Este acontecimiento llevó al conservatorio a adentrarse en el redescubrimiento de la música de este ilustre compositor local. Al mismo tiempo, despertó en algunos miembros de la comunidad educativa la idea de la recuperación de su nombre para el Conservatorio de Ontinyent, que se había perdido con el cierre del conservatorio municipal en 2001.

Aprobada la propuesta del Senado y del Consejo Escolar de nuestro centro, trasladada al Consejo Escolar Municipal de Ontinyent, que, en la sesión ordinaria celebrada el 6 de abril de 2016, aprobó por unanimidad proponer a la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte la denominación específica de Josep Melcior Gomis para nuestro centro. Con el informe favorable de la Inspección Educativa y finalizados los procedimientos pertinentes, el 4 de agosto de 2016 se publica en Diari Oficial de la Generalitat Valenciana la Resolución de 7 de julio del Ministerio de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, modificando el nombre específico del Conservatorio Profesional de Música de la localidad de Ontinyent, por el Conservatorio Profesional de Música Josep Melcior Gomis.

Ya en el curso 16/17, con el cambio de logotipo de nuestro conservatorio, el nombre de Gomis ha sido totalmente integrado, con una presencia destacada en la imagen corporativa del centro.

En cuanto a las infraestructuras, como resultado del consenso entre el ayuntamiento y la comunidad educativa del Conservatorio, en los últimos años se ha considerado la posibilidad de abandonar definitivamente el Conservatorio en el actual edificio situado en la Plaza de la Coronación. Tras realizar un estudio de patologías en el edificio que determinó que la rehabilitación de las mismas era posible, el 5 de junio de 2020 la Conselleria aprobó esta propuesta y anunció la inversión de más de 5 millones de euros para la remodelación y ampliación de nuestro edificio dentro del plan «Edificant».

Todos los que forman el Conservatorio de Gomis están esperanzados con esta noticia y con el nuevo escenario que le espera al centro, y seguimos trabajando para ofrecer a nuestros estudiantes una educación musical pública y de calidad.