Publicación del último número de la revista escolar OLA18

Revista escolar

Un año más os presentamos la revista escolar OLA18 para que la disfrutéis y podáis conocer toda la actividad que se ha realizado en el centro a lo largo del curso 2021-22. Desde sus inicios, en diciembre de 2.003, la implicación en este gran proyecto de centro por parte del profesorado y el alumnado ha sido constante. El alumnado ha participado en su edición, con mucha ilusión y dedicación, a través de trabajos y artículos en los que han reflejado su visión del mundo, sus vivencias e intereses personales.

Esta última edición, la número 24, es muy especial. No solo incorpora una selección de los artículos más destacados del último curso escolar, sino que además incluye artículos de los dos cursos anteriores, que no pudieron ser impresos debido a la pandemia, y un especial dedicado a la mayoría de edad de nuestra revista con la selección de 18 artículos (uno por año cumplido) de toda la historia de Ola18.

Podéis adquirir la revista en la conserjería del centro a un precio simbólico.

Esperamos que os guste.

Testimonios

“Cuando nos llega y abrimos el sobre, el primer olor que sale de dentro e inunda nuestra pequeña redacción es el de la mar inmensa… de emociones, ilusiones, trabajo, lucha, sueños, locura y sensatez que contiene. Toda la vida bogando en un barco de papel.” (Ola18, nº 14, p. 59).

Salustiano Fernández, Coordinador de La Mandrágora, revista escolar del IES León Felipe de Benavente (Zamora), ganadora del Premio Lobo  a la mejor publicación escolar del curso 2009-2010.

“…Ola18, la revista que recibo todos los años y que cada año se supera a sí misma” (Ola18, nº 14, p. 63).

José Antonio Sanduvete, Coordinador de La revisteta, revista escolar del IES La Creueta de Onil.

“Educar en y para los medios no debería ser una asignatura. Es algo mucho más importante. Por eso necesitamos más revistas como Ola18 y centros como el IES Playa San Juan de Alicante”.  (Ola18, nº 14, p. 64).

José Manuel Noguera, Director del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la UCAM. 

CONCURSO LITERARIO DE RELATOS BREVES

El pasado domingo 9 de junio fue un día muy especial para nuestra comunidad educativa. Nuestro querido alumno Álvaro Navarro acudió a la gala de entrega del prestigioso concurso literario Los mejores relatos juveniles de la provincia de Alicante organizado por la Asociación Provincial de Libreros con la colaboración de la Diputación de Alicante. En esta nueva edición han participado 85 centros educativos y más de 10.000 alumnos con relatos cuya temática giraba en torno a temas actuales como el medio ambiente, los conflictos bélicos o la inteligencia artificial, así como otros temas más introspectivos en torno al bullying, problemas psicológicos o emotivas reflexiones.

El relato de nuestro «ganador», El general y la marca del árbol«, fue seleccionado como uno de los mejores relatos de la presente edición. No pudo llevarse el primer premio (la calidad literaria era muy elevada), pero el haber llegado hasta aquí es un gran logro. Con su esfuerzo y dedicación Álvaro nos ha demostrado que, incluso siendo tan joven, es posible alcanzar grandes éxitos. Su pasión por la lectura y la escritura (siempre lo encontraréis leyendo), así como su gran sensibilidad literaria, han hecho posible alcanzar este logro. 

Estoy segura de que este premio es el primero de muchos otros importantes que llegarán en un futuro, y que seguirás brillando y alcanzando éxitos. Tu pasión, dedicación y esfuerzo son un ejemplo a seguir. Los sueños se pueden alcanzar y tú lo has alcanzado. Tu relato ha sido publicado en un libro, junto al de los otros relatos seleccionados, que se pueden encontrar en más de cincuenta librerías distribuidas en la provincia.

¡Enhorabuena, Álvaro! ¡¡¡Estamos muy orgullosos de ti!!!

A continuación, podéis leer su relato que nos invita a reflexionar acerca de un tema, lamentablemente muy actual, como es el horror de la guerra y sus consecuencias. Seguro que disfrutaréis de su lectura.

EL GENERAL Y LA MARCA DEL ÁRBOL

El Alto General Khendrar observó el campo de batalla desolado. Sobre la hierba marchita, sus hombres amontonaban cuerpos, derribados por lanzas y flechas, para que ardieran en la pira. ¡Pobres infelices! No sabían que su muerte serviría para un bien mayor.

Mi señorrr – dijo uno de sus capitanes con acento hjiano. –La Garrra del Drrrragón ha zido exterrrminada con éxito.

-Bien, Dolzhir – dijo Khendrar, satisfecho. El plan había funcionado.

Caminó hasta llegar a las tiendas de los soldados, a los que impartió una charla acerca del orgullo de servir al Imperio de Szrendar, sobre cómo los sacrificios de sus compañeros habían valido la pena. ¡Pobres infelices, los klia! No sabían que la masacre había servido para un bien mayor.

Después, se acercó a su propia tienda y se quitó la armadura. A continuación, se sentó en su sillón. Aquella batalla había sido dura. Era la certeza del bien mayor lo que le mantenía en pie en momentos como esos y lo que hacía que pudiera despertarse cada mañana al amanecer.

Tras beberse una copa de vino y rezar sus oraciones a Fyar, la Diosa de la Guerra, salió de la tienda y comenzó a hacer lo que siempre hacía: honrar a los muertos enemigos.

Se paseó por el campo de batalla, observando los cuerpos caídos. La mayoría eran rojos, pero unos pocos vestían de azul. Bien. Todos esos sacrificios contribuirían a la expansión del Sagrado Imperio y al culto a los Dorëndar.

Entonces, vio algo que le llamó la atención. Una persona que no vestía ni de escarlata ni de cobalto, sino de blanco y negro. Se acercó e intentó desechar lo que se le pasó por la cabeza.

Se arrodilló junto al cuerpo sangrante, un cuerpo voluminoso, pero no orondo. Más bien grande, como los hombres que componían su guardia personal. Vestía una armadura que se dejaba adivinar tras su ropa bicolor, y su mano antaño empuñó una bella alabarda. No bella porque estuviese decorada con gemas y arabescos de oro, sino porque era un arma de buena calidad, liviana y temible. Le resultaba terriblemente familiar.

Le quitó el yelmo al guerrero caído (un yelmo que más que de guerra parecía de justa, con una bellísima cimera en forma de dragón), y observó sus rasgos. Joven y guapo, el hombre tenía el cabello castaño húmedo por el sudor. Sus ojos negros estaban abiertos en una eterna expresión de horror infinito, el horror de quien sabe que va a morir. Su nariz, ligeramente aguileña, estaba rota y manchada de rojo. Sus pómulos del color de la nieve ya jamás volverían a sonrojarse. En el cuello tenía una mancha de nacimiento con forma de árbol. Khendrar había sido la primera persona en ver esa marca.

El general se arrodilló junto a su hijo muerto, y rompió a llorar.

La nada inundó su corazón. Lenta y despiadadamente.

¿De qué servían las victorias gloriosas, si no tenías con quien compartirlas? ¿Quién era él para decir que el sacrificio de una persona había merecido la pena?

De repente, todas las palabras que había dicho antes le parecieron ceniza en la boca. Ya no servía de nada seguir conquistando para el Imperio.

¿Para qué, si ya no le quedaba nadie con quien celebrar esa victoria?

ÁLVARO NAVARRO PALAZUELOS 1ºESO C

Miguel Ángel Alonso, profesor de Historia y Jefe de Estudios, se despide de nosotros

Cuando era niño soñaba con ser militar. Recuerdo, como si fuera hoy, que un sábado por la noche con 14 años, vi en televisión una película que marcó mi vida, “Adiós, Míster Chips”. Un musical inglés que contaba la vida de un profesor de latín. Entonces, comprendí que eso es lo que quería ser de mayor, dedicarme a la docencia. Dos años más tarde, después de aprobar la Selectividad, tuve que elegir mi carrera: optar entre Economía, con supuestamente más salidas laborales, o Historia, mi verdadera pasión. Me decidí por la segunda. Ahora, que estoy a punto de jubilarme y, después de treinta y cinco años como docente (¡bendita e incomprendida profesión!), no me arrepiento de haberlo hecho. De estos treinta y cinco años, dieciséis los he pasado en el IES Playa San Juan (mi segunda “casa”) como profesor, vicesecretario, y, los últimos ocho años, como Jefe de Estudios. 

He seguido el consejo que me dio mi abuelo hace tiempo: “Miguel Ángel, cuando te acuestes, jodido pero contento”. Siempre me he esforzado al máximo y he intentado ayudar a los demás sin esperar nada a cambio. He conocido, durante estos años, a magníficos profesionales y aún mejores personas. He aprendido mucho, no, muchísimo de todos ellos. He pasado momentos difíciles como el confinamiento y la pandemia de la COVID-19; pero también ha habido momentos maravillosos que nunca olvidaré y que me llevo conmigo como un tesoro. He sentido el aprecio y el apoyo de compañeros, padres y alumnos. Desde aquí, para finalizar, quiero agradeceros a todos (a los que todavía estáis en el instituto y a los que ya no) vuestro cariño, apoyo y comprensión. 

Muchísimas gracias y hasta siempre.

Miguel Ángel Alonso, Jefe de Estudios del IES Playa de San Juan de Alicante.

CARTA A FERNANDA TABA

En esta dedicatoria brindo homenaje a quien fuera profesora de Fundamentos del Arte, Dibujo Técnico y Dibujo Artístico del IES Playa San Juan.  Una pieza esencial en el departamento de Artes y del que fuese mi segundo hogar.

Se despide de su labor, pero no solo como docente, sino como educadora. Fernanda fue una de las personas que me ofreció su apoyo y su ayuda en toda mi etapa estudiantil, sobre todo, en el PAE (Programa de Ayuda al Estudio).  

Se despide una figura inolvidable que ha conseguido plasmar el amor por su profesión en cada uno de nosotros y de nosotras.

Querida Fernanda, querida profesora y, sobre todo, querida amiga

Gracias una y mil veces más. Como te he dicho en alguna que otra ocasión, conseguiste llenarme de ganas de avanzar en mi propio proceso de aprendizaje, llenaste mi camino de sabiduría y de ganas de superarme en cada objetivo que me propuse. Querida causalidad, porque eres eso, una bonita casualidad que no duda en acompañarme en cada experiencia de mi vida. 

Gracias por dejarnos un legado tan especial, tan lleno de amor y dedicación. Gracias por insistir en tu desempeño, por haber elegido esta labor vocacional que requiere afecto y entrega. 

Gracias por organizar eventos que nos permitiesen exponer una creación de nuestro puño y letra, por comprender nuestro arte en diferentes formas sobre lienzos en blanco.

El IES Playa San Juan se despide con un hasta pronto de ti, agradeciéndote cada huella que has dejado y abrazándote con una mezcla entre tristeza y admiración. 

Gracias, Fernanda. Gracias por tu sencillez, por tu amor al arte y por la inspiración que depositaste y que nos ayudará en cada día de nuestras vidas.

Ana Norte Cámara, exalumna del IES Playa San Juan

SE DESPIDE DE NOSOTROS Mª FERNANDA TABA

“La imaginación es el combustible del arte, es lo que nos permite crear mundos nuevos” (Wassily Kandinsky)

Kandinsky es uno de mis artistas preferidos, fundó el grupo artístico «Der Blaue Reiter» (El Jinete Azul) junto con su colega artista Franz Marc (1911) y fue profesor en la Bauhaus. (1922). Sus estudios sobre arte y sus enseñanzas en la Escuela de la Bauhaus fueron innovadores en su época y aún están presentes en las enseñanzas artísticas.

Esta frase de Kandinsky evoca lo que tiene diferente el IES Playa San Juan con respecto otros centros de Alicante, el Bachillerato Artístico, es el único centro de la ciudad que se ha construido con aulas específicas. En estas clases la creatividad y la imaginación han sido elementos esenciales

Mi trayectoria en el IES Playa San Juan comienza en el curso 2004-2005 con mucha ilusión para impartir asignaturas artísticas, principalmente: Fundamentos del Arte, Dibujo Técnico y Dibujo Artístico en Bachillerato y EPVA en la ESO. Maravilloso ha sido también trasmitírselo a los alumnos, ellos que soñaron con ser artistas y que ahora, después de los años, me los encuentro y me saludan con cariño. Me alegra mucho que se acuerden de mí en sus viajes, algunos han ido al Louvre y me han mandado fotos junto a La Gioconda y junto a los retratos del Fayum…porque han aprendido a emocionarse con el arte. Al visitar un museo y verlos en la realidad recuerdan cuando los comentábamos en clase. 

Ahora echando la vista atrás veo que ha merecido la pena estar trabajando en la enseñanza, algo a lo que nunca hubiera pensado dedicarme. Mis estudios de Bellas Artes en Valencia no los hice pensando en ser profesora, la verdad, pero las circunstancias de la vida me llevaron a la Educación pública, de lo cual me siento orgullosa.

Recuerdo con mucho cariño los años que estuve en el programa PAE (Programa de ayuda al estudio) del PROA, y me di cuenta que en esta profesión como en muchas otras, es muy importante la vocación, así como implicarse en las nuevas metodologías, pero para mí lo más importante es tener empatía con los alumnos, imprescindible para transmitir, comunicar y compartir conocimientos.  En aquellos años, del 2009 al 2013, llegaron muchos alumnos de otros países que nunca habían oído hablar del río Ebro, ni de Castilla La Mancha, ni de Sierra Morena, nunca habían tocado una flauta dulce, ni tenía muchos rotuladores… Por eso teníamos que ayudarlos porque ellos no podían aprender en un curso lo que los de aquí habían aprendido durante seis cursos de primaria. Aquellos alumnos fueron muy importantes para mí y, sin duda, me ayudaron a descubrir mi otra vocación en la enseñanza, ya no era solo la profesora de arte, era la profesora que se enfrentaba a un reto que llenó de sentido mi trabajo como educadora. Como anécdota, contaros, que una tarde una alumna del PAE se trajo a su vecina de la urbanización al instituto para que le explicara matemáticas… En fin, este programa fue toda una experiencia.

Sé que le he dedicado mucho tiempo y trabajo a mi profesión, pero también tengo que decir que lo he disfrutado. Ahora que ha llegado mi jubilación, me voy contenta, hay que dejar paso a los más jóvenes. Además, me considero afortunada por haber trabajado en este oficio, por haber estado en el IES Playa San Juan, por haber compartido tantos momentos con todos los compañeros y personal no docente con los que he coincidido estos años. Y también me llevo buenos recuerdos de todos los demás centros donde he estado, que no son pocos. 

Gracias por darme la oportunidad de despedirme en la revista OLA 18.

M.ª Fernanda Taba Rodríguez

Nos despedimos de Carmen Holgado, profesora de Física y Química

Me cuesta empezar la despedida, pero todo tiene un principio y un final y llega el momento de colgar la bata y dedicarme a otras cosas. No lo he dicho, soy Carmen Holgado, profe de Física y Química en este gran instituto desde el curso 2008/2009.

Llegué al IES Playa SAN JUAN por casualidad o por los hados del destino. Yo trabajaba en un IES de Elche y estaba muy bien, pero en 2004… ¡TRIBUNAL DE OPOSICIONES!  Creo que es la mayor tortura para cualquier profesor. A partir de ese momento no hubo más remedio. ¿Dónde? En el Playa San Juan, no sabía dónde estaba, viviendo muy cerca. Llegué en pocos minutos, conocía a bastantes profesores y solicité el traslado. Pasaron unos añitos hasta que lo conseguí.

Mi más sentido agradecimiento a todo el profesorado durante tantos años por ayudarme siempre, y en especial a ANNA BAEZA, una compañera muy especial que me ha ayudado y apoyado cuando lo he necesitado, sobre todo, en mis peores momentos. Has sido mi paño de lágrimas.

Me voy orgullosa de mi labor como docente. Recuerdo con cariño todos los cursos desde 1990, ¡año en el que empecé esta maravillosa labor! Seguro que muchos profesores no habíais nacido.

En un principio no entraba en mis planes dedicarme a la enseñanza, pero se torció el camino de la Universidad y la investigación y me pregunté…. ¿Qué puedo hacer? Durante muchos años impartí clases particulares a personas que llevaban un atraso considerable en matemáticas, física y química. Mi labor dio sus frutos y conseguí que aprobaran y, de ese modo, comprendí cuál era mi labor.

Seguro que habré sido injusta con algún alumno o alumna. Pido perdón si así ha sido, tantas leyes educativas en 35 años nos confunden.

Solo deseo que seáis felices. Eso es lo más importante.

Un fuerte abrazo y todo mi cariño.

Carmen Holgado

MIGUEL ÁNGEL ALONSO, PROFESOR DE GEOGRAFÍA E HISTORIA Y JEFE DE ESTUDIOS, SE JUBILA

SIEMPRE QUISE SER PROFESOR

¿Cuántos años llevas en el instituto?

 -Hace dieciséis años que estoy en el IES Playa San Juan

¿ Qué asignatura impartes?

 -Actualmente Geografía. Pero en general, he enseñado Geografía e Historia.

¿Siempre quisiste ser profesor?

-Sí, desde la adolescencia.

Y, ¿cómo te diste cuenta?

-A los catorce años, vi una película que me marcó, “Adiós,  Mr. Chips”. Trata de un profesor dedicado a su profesión. Con su buen hacer consigue el afecto de sus alumnos.

¿Has impartido otras asignaturas 

 -Latín y griego.

¿Cuál es tu especialidad favorita?

-Me gusta Ciencias Sociales en general. Soy un apasionado de la historia. Egipto, Grecia, Roma…, se aprende mucho estudiando historia.

Me apasiona la Geografía. Normalmente no es una especialidad que guste mucho, pero a mí sí.

¿En qué nivel te sientes más cómodo?

-En 1º de ESO. Es la base. Si se aprende bien desde la base, no dejaréis de hacerlo nunca.

Sabemos que también has ejercido como Jefe de Estudios. ¿Cuánto tiempo?

-Ocho años.

Nos puedes comentar un poco cómo ha sido tu experiencia como Jefe de Estudios .

-Una experiencia muy buena. Te hace ver la docencia desde otro punto de vista.

Ha habido muy buenos momentos y…, también tiempos difíciles.

Estoy muy agradecido por haber compartido esta experiencia con todos los miembros del equipo directivo, anteriores y el actual.

¿Tienes algún consejo para el futuro Jefe de Estudios?

-Que sea firme, que sea cariñoso.

Y a nosotros, ¿qué consejo nos darías?

-Que aprendáis todo lo que podáis aprender. ¡Es fantástico aprender!

¿Te apetecía jubilarte?

-Sí, creo que después de ocho años como Jefe de Estudios y treinta y tantos en la docencia, me apetecía descansar.

¿Qué planes tienes?

-Varios planes… Dedicar tiempo a mi familia y viajar. Me gustaría hacer el Camino de Santiago, pero a mi ritmo. Escribir un libro. Iremos viendo.

¡Muchas gracias!

Equipo de la Revista Escolar

ENTREVISTAMOS A ROBERTO MAESTRE ANTE SU PRÓXIMA JUBILACIÓN

Profesor de matemáticas durante más de tres décadas se despide de la profesión este verano

¿Cuándo empezó tu pasión por las matemáticas?

-En realidad me gusta casi todo, pero desde mi época de estudiante ya noté que académicamente me uniría a las matemáticas.

¿Tenías otras cosas en mente antes de ser profesor de matemáticas?

-En Bachiller no sabía cuál iba a ser mi oficio, pero sabía que iba a ser algo de ciencias, ya que me gustaban mucho.

¿En cuántos institutos has estado?

-He estado en dos, no son muchos. Uno de Elche, que fue donde pasé la mayor parte de mi carrera y en este, el IES Playa San Juan.

¿Cuál es el que más te ha gustado?

-Todos me han gustado mucho. En todos he pasado momentos buenos y momentos malos.

¿ Cuantos años llevas ejerciendo de profesor de matemáticas?

-Llevo ejerciendo 36 años.

¿Tienes algún momento inolvidable a lo largo de tu carrera?

-Tengo un momento que no se me va a olvidar nunca. Fue cuando me invitaron a una boda de un ex-alumno. Pero también tengo malos como cuando fueron a pegarme. No lo consiguieron.

¿Tienes algún pasatiempo o hobbie?

-Tengo una banda de rock, pero también me gusta mucho leer. Me puedo leer cuatro libros a la vez.

¿Qué planes tienes de futuro?

-No tengo ningún plan de futuro. Mis amigos, que ya se han jubilado, me lo han recomendado. Pero si tuviese que decir algo diría…  seguir en mi banda de rock y pasármelo bien haciendo lo que me gusta.

¿Tenías ganas de jubilarte?

-Llevaba un tiempo pensándolo y ya necesitaba un descanso. Así que sí, tengo ganas de jubilarme.

¿Nos podrías dar algún consejo?

-Que disfrutéis en esta etapa intentando aprender. Y que os olvidéis de una nota, ya que eso no marcará vuestro futuro.

Equipo Revista Escolar

 

CHARLA COLOQUIO SOBRE «101 RELATOS DE LA ENSEÑANZA»

El viernes 31 de mayo tuvimos en nuestro instituto Playa San Juan a Vinatea Editorial. Se presentaba en nuestra sala de Usos Múltiples el libro “101 Relatos de la enseñanza”. Nuestro alumnado de 1º de Bachiller D, E y un grupo de segundo de la ESO estuvo escuchando la charla.

El alumnado de segundo de la ESO me había entrevistado previamente para conocer mi aportación al relato 87 “El movimiento del Cosmos”.

Salvador Raga nos presentó el proyecto editorial y el libro.

La actividad que planteé para los grupos de primero consistía en la lectura de los relatos. La finalidad era aproximarse a protagonistas como Luís Vives, uno de los más destacados humanistas y filósofos del Renacimiento, Marie Curie, física y química polaca pionera en el campo de la radiactividad, J.K Rowling, maestra antes de escribir los libros de Harry Potter y profesora de inglés en Portugal o Stephen Hawking, uno de los más conocidos e importantes físicos. 

Con esta actividad se fomentaba la lectura, la escritura y la participación oral. El alumnado tenía que destacar la aportación al área del saber y la labor humana. De esta forma, se pretendía ensalzar la enseñanza. El objetivo era mostrar como una idea puede mover el mundo incluso sin pretenderlo.

Los relatos mostraban a protagonistas que tenían un proyecto en pintura, pedagogía, filosofía, escritura, física y otros saberes. Los conocíamos en su vertiente más humana, con sus anhelos, sus miedos, su superación personal y sus intentos por construir un mundo mejor, más sostenible, más humano.

La charla empezó con la presentación del proyecto de Vinatea editorial. Salvador Raga Navarro explicó la diferencia entre una asociación y una fundación.

Vinatea editorial, fundación constituida por distintos profesionales, médicos, abogados, periodistas, enfermeros, profesores tiene como objetivo destinar los fondos de sus más de cien libros (desde 2017) a causas sociales.

Los libros se distribuyen a librerías, ferias, se enmarcan y hay toda una labor de personas que trabajan en su día a día y que recaudan fondos para las personas más necesitadas de Valencia y de otras partes del mundo.

Tras la presentación de la editorial, el alumnado empezó a participar exponiendo el contenido del relato trabajado. Al principio, la conversación costó un poco por la timidez de nuestros estudiantes. No obstante, a medida que pasó el tiempo se animaron a participar y las preguntas fueron muy interesantes. Se expresaron muy bien e hicieron aportaciones sobre el contenido de los relatos.

 Izan Martín Reyes de primero de bachiller D reflexionó sobre el duelo y el dolor que sienten los animales frente a la muerte. Fernando De la Calle Oliver razonó el relato de Alan Mathison Turing, matemático, lógico e informático. Trató el tema de una forma muy brillante, conectando la inteligencia artificial con la humana. 

Ainhoa Sánchez, de primero de bachiller E, comentó a Bryan Ferry de una forma muy fluida y clara. Y Alona Leonor nos explicó a Erno Rubik de forma notable. También destacaron las aportaciones de Agustina Moreno, Alba Pereyra, Brais Fraga, Martina Seva, Alejandro Granell, Denise Baeza, Covadonga Fernandez, Anjana Juarez…

La charla pretendía, a su vez, mostrar más allá del aula el mundo editorial y el trabajo como alternativa al futuro laboral.

La duración de la actividad fue de dos horas, de once a una de la mañana. No había un tiempo determinado, podía haber finalizado antes, pero para sorpresa de todos tocó el timbre a la una y aún nos encontrábamos conversando sobre los temas planteados.

AMPARO SAIZ PICO, profesora de Filosofía

GANADORA Y FINALISTA DE LOS PREMIOS «CONTARELLA»

El pasado viernes 31 de mayo se realizó la entrega de premios del concurso de narrativa en valenciano Contarella 2024. Nuestro centro ha tenido el honor de contar con la ganadora y la finalista del primer premio de la categoría en 3º y 4º de la ESO.

A continuación, podéis disfrutar de la lectura de los relatos premiados y la de otros candidatos.

¡Enhorabuena a las premiadas!

RELAT GUANYADOR DEL CONCURS DE NARRATIVA EN VALENCIÀ CONTARELLA 2024 

QUÈ PASSARIA SI S’ABRAÇAREN? 

Autora: Ainhoa Moreno Navalón de 3r ESO D 

La nit és freda i la llum de la lluna plena ja ha envaït tot el cel. El xic de cabells foscos i pell pàl·lida, com de costum, no pot dormir. S’acosta a la finestra a contemplar els carrers ombrívols. Però, aquesta vegada és diferent. En un terrat pròxim hi ha una xica ballant sola. Els seus cabells pèl-rojos es mouen a la velocitat del vent. Expressa alegria i entusiasme amb només el seu somriure. La xica pèl-roja continua ballant sense importar que siga un dimarts qualsevol a les 2 de la matinada. 

Una sensació incerta recorre al xic, qui aparta la seua mirada i pensa per a si mateix: “No puc estar amb ella, no sent com soc”. No obstant això, no es mou de l’ampit de la finestra. S’asseu i continua contemplant-la. Està meravellat amb cada pas que dona i cada moviment que fa. De sobte, el xic de cabells foscos s’alça ràpidament. Es repeteix al seu cap: “No, no, no…”, i tanca la finestra. 

La xica de cabells pèl-rojos està prenent un café en el seu xicotet però acollidor pis. La nit anterior va estar ballant al terrat i va notar una presència observant-la des de la llunyania, un xic de cabells foscos. Recordava sentir-se com mai en tindre companyia mentre feia alguna cosa que estimava, sentir-se viva. Però no va pensar més en això. Va eixir decidida cap a l’estació de tren. 

El rellotge de l’estació marca les nou i el xic de cabells foscos ja està esperant al seu transport mentre s’asseu a un banc. Falten encara unes hores perquè arribe el seu tren, però a ell sempre li agrada estar preparat. 

El rellotge de lèstació marca les nou i quaranta-tres i la xica pèl-roja arriba tard. Té una entrevista del treball que sempre ha volgut. Eixe tren és la seua oportunitat per a tindre la seua vida somiada. 

El rellotge de l’estació marca les deu en punt. El xic dels cabells foscos està en el seu vagó del tren amb destinació als afores, al desconegut. I la xica pèl-roja està en el seu vagó del tren amb destinació al cor de la ciutat, a una nova vida. Els trens estan a punt de partir. 

Els ulls dels dos joves es troben, uns plens de vida i els altres amb un immens buit per a ser omplits. En eixe instant, és el moment en el qual el xic dels cabells foscos i la xica pèl-roja s’entrellacen a través de les finestres de cada tren. Tan prop l’un de l’altre i alhora tan lluny. Tot podria canviar si estigueren en el mateix tren, però no ho estan. Cadascu té la seu destí per molt que vulguen estar junts. 

El rellotge de l’estació marca les deu i un minut. Els motors es posen en marxa per a partir, i els dos joves que ni tan sols s’han conegut, es donen el seu últim adeu amb la mirada. 

Però, què passaria si la xica pèl-roja i el xic dels cabells foscos s’abraçaren? O dit d’una altra forma: “què passaria si l’amor i la mort s’abraçaren? Moriria l’amor? O estimaria la mort? Tal vegada, la mort moriria enamorada i l’amor estimaria fins a la mort.”

FINALISTA EN LA CATEGORIA DE TERCER I QUART DE L’ESO

VULL QUE SIGA COM ABANS

Autora: Sofia Barroso de 3r E

Això era una xiqueta molt petita, eixa xiqueta era jo, i vaig a contar-vos una història.

Quan era petita anava tots els anys a visitar als meus iaios . Era un viatge molt llarg, però les huit hores que durava les passava molt emocionada. Sempre feia el compte enrere molt il·lusionada, i quan arribàvem a la casa dels meus iaios els abraçava molt fort.

Tots els anys féiem el mateix: a l’estiu anàvem a la piscina, anàvem a passejar…. Quan era setmana santa véiem totes les processons i, a l’hivern, anàvem a per xurros,  al meu parc preferit a jugar, etc.

Per a mi, els meus iaios eren els millors. La meua iaia em volia moltíssim, moltes vegades cuinava els meus menjars favorits i em donava un euro per a anar al quiosc. El meu iaio era molt intel·ligent i sempre m’explicava coses, que encara que era massa xicoteta per a entendre-les m’encantava escoltar-lo. Sempre “punxava” la meua iaia per a fer-me riure, i m’ensenyava a jugar a la brisca.

Cada vegada em feia més major, i encara que no era el mateix, continuava emocionant-me per aquestes dates.

Un estiu vaig anar, com tots els anys, a celebrar el meu aniversari,  el 4 d’agost. Era el meu dia especial, quan em feien el pastís que demanava, quan decoraven la casa de sorpresa, quan tots em donaven tota la atenció, quan em regalaven les meus coses peferides… Era el meu dia preferit.

Vam menjar tots junts, els meus iaios, pares, germanes i jo. Després d’unes hores vam decidir bufar els ciris i obrir els regals. Em van regalar moltes coses: unes sabates, unes arracades, retoladors… Estava molt il·lusionada, i vaig decidir posar-me les sabates noves. Deu minuts després el meu iaio va preguntar-me: “I eixes sabates? Són molt boniques”. Quan vaig escoltar això vaig quedar-me molt sorpresa, però vaig contestar-li que eren el meu regal d’aniversari. Després d’un temps el meu iaio va dir-me per segona vegada: “M’agraden molt eixes sabates, són noves?” Vaig contestar ràpidament que sí, que eren noves, i vaig anar molt ràpid a preguntar-li al meu pare si el iaio estava bé. El meu pare, angoixat, va preguntar que per què deia això, i que si estava tot bé. Vaig dir-li que sí, però vaig explicar-li el que havia ocorregut. Al meu pare se li van posar el ulls plorosos, i va dir-me que ja m’ho explicaria tot bé a casa.

Quan vam arribar a casa el meu pare va explicar-me, que al iaio li havien  detectat alzheimer feia 2 mesos i no volien dir-li-ho fins que començara a oblidar-se de coses. Tot va canviar eixe any.

Ara estic anant de camí a visitar-los, i ja fa quatre anys d’això. Ara ja res és igual i quan els visite, m’emocione encara més que quan era xicoteta. Tinc moltes més ganes de veure’ls, i plore cada vegada més quan m’adone que cada vegada anirà a pitjor.

Ja no vaig al parc a jugar, ara vaig a la residència, perquè ja la iaia no es pot encarregar de cuidar-lo. Ara en compte d’anar a per xurros, vaig a donar-li de menjar perquè s’ha oblidat de menjar sol. Fa un temps diria que era impossible que el meu iaio, que era el meu exemple a seguir, que era de les persones més intel·ligents que coneixia, que era una persona molt coneguda i volguda a la seua ciutat, li podria ocórrer això. Mai podré entendre-ho, per què a ell, i per què a la nostra família.

Ja només falten 30 minuts per arribar, i només escolte música mentre pense en ell. Em convenç que he d’acceptar-ho perquè ja ha passat molt temps, però en el fons sé que el millor per a mi és esplaiar-me plorant. El que més vull en estos moments abans d’arribar a la seua ciutat, és tornar a quan era xicoteta i la meua única preocupació era triar el sabor del meu pastís d’aniversari. 

Vull que siga com abans.

RELATS D’ALTRES PARTICIPANTS

UN INSTANT ETERN

Autores: Elena Carballo Mora i Carolina García-Arias García de 3r ESO C

Això era i no era, un príncep de 19 anys anomenat Guillem. Faltaven uns pocs dies per a ser proclamat rei  i va decidir eixir a passejar amb el seu cavall. Ell no ho sabia, ni ho imaginava però la seua vida estava a punt de canviar per complet. Anava tan distret en els seus pensaments que es va perdre en el bosc i no sabia com tornar al seu castell.   De sobte, es va trobar una fada  que li va dir que podria trobar allotjament en una xicoteta cabanya habitada per una bella i pèl-roja jove. Guillem va anar-hi mogut per la curiositat, va tocar la porta i en obrir-se va vore una xica amb uns ulls verds ben oberts i un somriure intel·ligent. El seu nom era Grace.

-Hola?- va dir Grace.

-Hola, em dic Guillem, el meu cavall i jo ens hem perdut al bosc. Ens deixaria quedar-nos esta nit per a resguardar-nos del fred? – li va dir ell.

Grace es va quedar observant Guillem i va pensar en com de bonics eren els seus ulls blaus i càlids i el va deixar entrar-hi. Al matí següent, va tocar a la porta un guàrdia reial a la recerca del príncep. Guillem s’acomiadà de Grace amb un simple gràcies, fins prompte. Després d’això van tornar a vore’s. Un capvespre, un passeig pel bosc, un ball sota la lluna… i una cosa va portar a una altra fins que entre ells va sorgir un sentiment profund.

-Saps, agraïsc haver-me perdut en el bosc aquell dia.- va afirmar Guillem.

-I jo que t’hagueres perdut -li va dir Grace.

 Uns dies després la jove va rebre una invitació on la convidaven a la proclamació de Guillem com a nou rei. Desconeixia la seua identitat fins a eixe moment. I va entrar en pànic; primer, perquè no tenia roba adequada per assistir a un esdeveniment tan formal i segon, perquè se sentia un poc enganyada. Les fades van resoldre el primer conflicte i el segon, seria ella mateixa qui afrontara la situació. De valentia i empenta no li faltaven en absolut.

El dia de la coronació Guillem estava molt embolicat preparant-ho tot, però no parava de pensar en si Grace hi assistiria. Mentrestant, Grace, es vestia de manera elegant amb un bell vestit de color rosa pàl·lid, llarg i amb flors daurades.  Quan va arribar l’hora Guillem estava molt nerviós i dubtava de si apareixeria ella I quan, ja pensava que era impossible, va entrar per la porta del castell una jove pèl-roja amb pas ferm.

– Qui és eixa xica?- es va preguntar el rei.

I quan es va assabentar de la seua identitat, el monarca es va enfadar perquè no li agradaven les sorpreses i va recordar com en un conte molt conegut un esdeveniment terrible i una maledicció farien que a la mitjanit tot s’haguera acabat. Però per a ser original va canviar els fets: a les 12 de la nit, el príncep Guillem perdria la memòria i no recordaria mai més res de la seua vida anterior. Ni tampoc, és clar, a Grace.

Guillem es va emportar la seua estimada als jardins i li ho va contar tot. Grace que estava encara enfadada amb ell per haver-li ocultat la seua identitat no va poder més que entristir-se pel fatal destí i en eixe moment, va apareixer el rei:

-Et vaig dir, fill,  que ballares amb una jove que et donara terres i palaus, no una cabanya de fusta.

– Resulta –va contestar Guillem- que la jove de qui estic enamorat val més que totes les terres i palaus del teu regne. És intel·ligent, solidària i valenta.

Grace va intentar intermediar entre pare i fill però el rei la va acusar de tot.

– Disculpe? Jo només li vaig donar recer al seu fill sense pensar que em perdria en la profunditat dels seus ulls i de la seua ànima.

Minuts després Guillem i Grace es van dirigir al bosc, fugint de la intolerància i la incomprensió i es van trobar a un troll a qui demanaren ajuda per a acabar amb la maledicció que els condemnaria a la separació. Però el troll no el va poder ajudar. Desorientats i molt tristos, van arribar fins a un llac congelat… i el temps corria en contra d’ells.

– Grace, has de saber que eres la raó per la qual somric tots els dies i que et vull. Però no hi trobe cap solució.

– No em faces açò, per favor, Guillem, parlaré de nou amb el teu pare. Buscarem la manera de salvar-te. T’ho promet -va dir Grace.

La majoria de contes acaben amb un final feliç i este no serà menys…. Grace i Guillem es quedaren il·luminats per la lluna plena i com si el temps es detinguera, Grace va anar corrents cap al castell per a parlar amb el rei.

– De què serveixen tots els diners del món -li va dir la xica al monarca- si després no pots compartir-lo amb qui veritablement estimes? D’exemples tràgics, la història n’està plena…

El rei es va quedar commogut per les paraules de Grace perquè ell no havia estat feliç a la seua vida, tot i l’or i les riqueses que l’envoltaven. No s’havia donat cap oportunitat d’estimar de veritat. Quan volia contestar-li, Grace havia desaparegut i se n’havia anat al llac on l’esperava Guillem. El va agafar de la mà. Quedaven només dos minuts per a l’encanteri. Va haver-hi un intercanvi de paraules: un “et vull” i “jo també” i la parella es va fondre en un bes …màgic que en un tres i no res va esfumar també la maledicció…Un instant etern.

PERQUÈ JUNTS SOM INVENCIBLES

Autor: Derek Ulrich Jiménez de 3r ESO E

Era un dia qualsevol del mes de maig, la primavera portava un temps entre nosaltres: flors, cels blaus i aquella intensa olor d’aire fresc amb un toc de gesmiler… però hui, era un dia completament diferent, els núvols impedien que els rajos de sol incidiren sobre el pèl d’Isabella, la llum sobre ell podia convertir-lo en or, era com si la naturalesa estiguera confabulada per a vaticinar el trist esdeveniment que li esperava.

Isabella era una xica com qualsevol altra de la seua edat, als seus 19 anys cursava segon de dret, estava il·lusionada amb la carrera que havia triat, com més temps passava en la universitat, més interés tenia per aprendre, es podria dir que era una elecció vocacional. Els seus trets eren quasi perfectes, deixaven emmudits a més d’un, posseïa uns bells ulls felins, verds com el jade, igual que una increïble personalitat. Tots li deien Bella, per a acurtar el seu nom i ella retornava un immens somriure en escoltar el seu nom, embolicada en aqueixa mirada seductora.

Després d’acabar amb tota la seua jornada estudiantil, es va disposar a menjar, perquè no tenia molt de temps, ja que tenia cita amb el seu ginecòleg a primera hora de la vesprada. Realment no anava a tardar molt de temps en la consulta, tan sols anava a recollir els resultats d’una biòpsia que li havien realitzat cinc dies abans i se sentia tranquil·la ja que el metge, en el qual confiava, prèviament li havia assegurat que aqueix embalum que tenia en el seu pit dret era benigne encara que de gran grandària. Quan el doctor va obrir la carta amb els informes dels resultats, el seu rostre es va paralitzar, emetent un trist so que deia:  «Positiu, és cancer». Això, li era totalment impossible; «Com una persona de la seua edat anava a tindre càncer de mama?»

No tenia molt de temps, havia d’entrar en batalla al més prompte possible, encara que el seu cervell no haguera assimilat el fet de saber que estava malalta. Bella no estava preparada per a escriure aquell punt i apart en la seua vida, però desitjava continuar vivint amb totes les seues forces i el que més li faria feliç, seria curar-se de la seua maleïda malaltia, un monstre anomenat Càncer.

No estava sola, comptava amb la seua família i amb el seu millor i únic amic Martí, encara que la seua vertadera guia era la seua veu interior, la seua fe. Li esperava una llarga estada a l’hospital, on se sotmetria a tractaments de quimioteràpia durant sis mesos i una operació que marcaria un abans i un després. Durant el procés de sanació, es trobà amb una caixa plena d’emocions: tristesa, por, decepció, dolor, superació; que l’acompanyarien en esta dura prova.

Ens va deixar la primavera amb una amarga notícia, va entrar l’estiu amb una gran batalla  i va arribar la tardor, amb la caiguda de les seues fulles i el final del seu viatge, que començà quan Bella va posar un peu fora de l’hospital per primera vegada, després de 6 mesos interminables de lluita.

Arrere quedaven derrotes, com la que va experimentar en partir l’amputació del seu pit, però Martí sempre va ser amb ella, fent que la faria sentir única i valuosa. Mai va deixar que s’enfonsara la seua autoestima. Bella va véncer el càncer i el traumatisme de les seues seqüeles. La vida li atorgà una segona oportunitat, un segon començament per a entendre el valor de les coses, com de bonica que és la vida  i se sentia com una heroïna, per ella i per totes aquelles persones en la mateixa situació.

Ara, amb pas ferm, aquells ulls felins miren cap endavant, ja no té por, aquell sentiment va quedar arrere en el passat.  S’ha convertit en una guerrera, les armes de la qual són el valor i la confiança en si mateixa. Quan mira al cel el troba a ell, el seu refugi, el seu suport i, al costat dels núvols, i fins i tot més amunt, hi ha la seua autoestima, sempre a dalt, ben a dalt.

SEMPRE HI HA EIXIDA

Autora: Carla Migallón de 3r B

Mai havia vist un laberint tan gran. Estava construït amb tot tipus de materials, des de’l metall més dur fins a arbustos en flor que no deixaven passar res de llum. I jo estava al mig.

No sabia com havia arribat a aquell lloc, solament sabia que estava atrapada, sense poder eixir, i amb la sensació que alguna cosa m’estava buscant. Sentia la pell gelada encara que feia calor i el cansament m’invitava a tombar-me al sòl i esperar que qualsevol cosa que estiguera buscant-me em trobara.

Però no era això el que volia fer realment, perquè sols pensar en això, llàgrimes van començar a caure per les meues galtes. Volia eixir del laberint i escapar.

Vaig començar a andar, però sentia que no podia. No havia cap persona o cosa i, encara que tots els murs eren diferents, cap d’ells em deia l’eixida. Estava completament perduda i la impotència s’apoderava de mi per minuts.

De sobte vaig veure una cosa lluny d’on estava. El vaig reconèixer a l’instant. Corrent vaig arribar al lloc on es trobava el meu millor amic i les meues preguntes ressonaren per tot el laberint.

-Per què eres ací? Com isc?

No em contestava. Jo no entenia res. Pareixia que no em veia.

Mentre pensava en què fer, una altra persona va aparèixer més lluny. Em vaig acostar corrent i vaig veure que era la meua germana, però estava distant. No m’escoltava ni em veia i jo no podia fer res. La sensació que alguna cosa m’estava buscant cada vegada era més gran.

El meu cor va començar a bategar molt fort. La meua ment s’havia congelar però les meues cames ja estaven corrent pels camins estrets, en busca de l’eixida d’aquest laberint que semblava no tindre’n una.

Amics i coneguts apareixien per on jo passava, però cap d’ells em feia cas. Era com si tots estigueren en un altre món. Un món que jo no podia disfrutar perquè no podia eixir del laberint. Un en que les persones no tenien la sensació que alguna cosa els perseguia.

Marejada i sense força, vaig arribar a una zona amplia en la que em vaig deixar caure. Ja no tenia l’esperança de poder eixir d’allí i solament volia tancar els ulls i escapar del malson. Cada vegada sentia la presència d’eixa cosa que m’aguaitava i furtava els meus millors records. No anava a eixir del laberint. Però en l’últim intent de desesperació vaig dir el que mai havia dit directament.

-Necessite ajuda.

De sobte tot va parar de donar voltes. Em vaig adonar que alguns familiars i amics havien començat a aparéixer pels camins que arribaven a on jo estava, i aquesta vegada em veien. Tots els ulls estaven clavats en mi, alguns fins i tot amb llàgrimes.

Vaig començar a escoltar paraules. Això significava que ells em podrien escoltar per fi. Les persones que no s’havien adonat que jo estava en un altre món ara volien portar-me amb ells. Al món on la gent em veia, m’escoltava i m’entenia. On cap cosa em perseguiria. I això era l’única cosa que volia.

I així vaig eixir del laberint sense eixida.

NOTICIAS DISPARATADAS

TEO VAQUERO 1ºESO G

MARCOS LÓPEZ 1ºESO G

ANA PÉREZ 1ºESO C

INÉS LOZANO 1ºESO G

LEONOR SANDÚ 1ºESO G

OCTAVIO NAVARRO 1ºC

Depósito legal: A-498-2010 Edición en papel ISSN: 2171-8679 Edición digital ISSN: 2444-3395