Ir a la barra de herramientas

Acto de entrega de orlas a los alumnos de la promoción 2015-2021

Este curso comenzamos por el final. Bueno, no exactamente, aunque sí algo parecido. Veréis. En el último número de Ola18, el 23, (“¡madre mía, ya con este 24 números… !”) no pudimos incluir la crónica del acto de graduación de nuestros alumnos de 2º de Bachillerato. Así pues, y saldando esa deuda tan importante, comenzamos las publicaciones de este número, ya el 24, con ello.

El acto tuvo lugar el pasado 6 de junio en el patio de nuestro centro tal y como exigía la situación pandémica en aquellos momentos. También por exigencias de la pandemia, los alumnos no pudieron contar con la presencia y acompañamiento de sus padres y familiares más cercanos, pero ello no fue tampoco capaz de “aguarles la fiesta”, que disfrutaron de principio a fin, como debe ser.

Divididos en dos bloques, los componentes de los seis grupos de 2º de Bachillerato fueron desfilando ante la mesa presidida por la directora del centro, Aurora Arias, y entre los acordes de temas como Mediterráneo de Serrat, A sky full of stars de Cold Play o Firework, Halo o Beliver, fueron luciendo sus mejores galas para recibir, de manos de sus tutores, la orla que les acreditaba como bachilleres.

Bajo la dirección de la Vicedirectora, María José García, el acto comenzó con la bienvenida a todos ellos, y a continuación, el profesor de Filosofía Gabriel Iváñez actuó de maestro de ceremonias dedicando a los alumnos unas entrañables palabras de ánimo de cara al periodo de sus vidas que estaban a punto a de iniciar.

Dos alumnos en representación de todos ellos, tomaron la palabra posteriormente. Os dejamos aquí los dos discursos que dirigieron a los presentes y que, a través de esta página os llegan a todos vosotros.

El primero fue Miguel Farach, de 2º de BAC A.

“Qué tiempos estos que nos ha tocado vivir, ¿verdad? Entramos así, midiendo metro cincuenta, y estamos aquí ahora, algunos con pareja, otros con matrículas, otros simplemente disfrutando de su juventud, de la que aún no nos pueden quitar estas mascarillas. Seis años, posiblemente los años que más nos han cambiado de los 17, 18 o incluso un par más que tenéis algunos. Entramos con unos amigos, por el camino hemos encontrado otros, e incluso estos se pueden haber ido distanciando poco a poco. Gente que creíais que era buena y acabaron perjudicándoos, o al revés, gente que la mirabais como “este que se habrá creído, no se qué” y acabasteis siendo inseparables. O en cuanto a carreras, ¿cuántos de vosotros habéis cambiado varias veces lo que queréis estudiar a lo largo de estos años? O los que ni siquiera sabían qué hacer con su vida y han descubierto cosas que le encantan y que le llenan.

Hemos cambiado muchísimo, más de lo que nos podemos imaginar, y si no preguntadle a vuestros profesores que teníais en primero o segundo de la ESO, qué os dirán ellos sobre vuestro mini-yo.

Aquí todos hemos pasado penurias, unos más, otros menos, pero todos hemos sufrido durante estos años. Y mirémonos ahora, habiendo superado estas calamidades que se han interpuesto en nuestro camino, aquí, a escasos minutos de la que pueda ser la última o de las últimas veces que pisemos este lugar que nos ha cambiado tanto, que tantos recuerdos, experiencias que nos han cambiado, nos traen.

Ahora miremos a nuestro alrededor… No soy adivino, pero de los que hay dudo que volváis a ver a muchos, y otros os distanciaréis por la distancia física o emocional. Pero, ¿qué pasó cuando llegasteis aquí? Conocisteis a nueva gente, nuevos profesores, nuevas experiencias y aprendizajes; sean por las buenas o por las malas, pero aprendizajes al fin y al cabo, que es lo más importante.

Y eso es lo que pasará otra vez. Creo yo, porque es la vida tan cruel, tan retorcida e impredecible, que las vías por las que nos lleva a unos y a otros son muy diferentes. Y aunque queramos por activa y por pasiva predecirlas no nos va a servir de mucho, pues ni el más sabio conoce el final de todos los caminos, y menos manipularlos a su antojo.

Ahora, mirad adelante. ¿Todo lo que tenéis planeado? Muchas de esas cosas no ocurrirán jamás. No os lo toméis muy a la tremenda cuando esto pase, hay cosas que no dependen de nosotros; además de que al irse estas vendrán otras que, ¿quién sabe?, a lo mejor os gustan más. Así que no os estreséis por ello. Pero las que se puedan hacer, hacedlas. No nos amarguemos la vida por miedo a cambiar las cosas, o pensando en el “¿Qué habría pasado si hubiera mandado ese mensaje?” o “¿Y si le hubiera dicho a ese chico o chica que me gustaba?” o “¿Y si…? Lo que sea”. Lo que sea que penséis en hacer, que ni dañe a vosotros ni a otros, hacedlo, y no lo pospongáis por ninguna razón, nunca. No malgastéis ni un segundo de vuestra vida en preocupaciones que os alejen de lo verdaderamente importante, que eres tú mismo o tú misma y los que quieres.

Que sí, que hay que trabajar, obviamente, pero no puede ir por encima de vuestra alma, vuestras relaciones y vuestra salud. Vosotros pensad: cuando estéis llegando al final de vuestra vida no creo que digáis “Ojalá hubiera trabajado más horas de las necesarias trabajando”. Lo que yo quiero que digáis a medida que van pasando los años es: “Joder (con perdón), hice todo lo mejor que pude, no me arrepiento de mis decisiones y he intentado disfrutar cada maldito instante, aferrándome a cada alegría”. No podemos vivir centrando todas nuestras fuerzas en cosas que no nos cuidarán cuando estemos enfermo ni nos escucharán cuando necesitemos hablar con alguien. En definitiva, no podemos pasar por la vida como si no la tuviésemos que vivir, porque de

ser eso, con el tiempo nos daríamos cuenta de que no hemos hecho nada, y entonces puede que sea demasiado tarde para cambiarlo.

Yo, particularmente, no me puedo quejar. Lo he pasado mal sí, igual que todos vosotros; he cambiado de forma de pensar, igual que todos vosotros; he madurado, igual que todos vosotros; he encontrado cosas que ni yo sabía que me gustaban y ahora son parte indispensable de mi vida y mi tiempo libre, igual que os habrá pasado a vosotros. Creo que nos llevamos de aquí a gente encantadora, otra con la que nos habría gustado hablar más, otra que aunque les pudimos tener rabia ahora podríamos decir “Quizá fui muy duro con él o con ella”, o “Debería haberle entendido mejor”. Algunos aquí se habrán formado un espacio importante en vuestra vida, y dais gracias porque os hayáis topado con ellos y os hayan cambiado tanto. Estoy seguro. Y si no están aquí, están en el turno de después.

Y no solo alumnos, también profesores, todos magníficos, a los que guardaremos un hueco especial en nuestro corazón. A algunos, debo decir, les he llegado a coger cierta manía durante los cursos pero ahora lo pienso y me doy cuenta de que lo estrictos que fueron fue solo para ir templando nuestra fortaleza y resistencia al estrés y al fracaso, y para enseñarnos lo que significa la disciplina, la constancia, el respeto y el esfuerzo. Cada uno tendrá a aquellos profesores que les han llegado a dejar huella de forma especial. Os sugiero que al acabar este acto vayáis y les digáis lo que os han marcado: a lo mejor no los veis nunca más, y mejor que sepan cómo han influido en vosotros. Les daréis una alegría, seguro.

Y, bueno, acabando, decir que no es el mejor tiempo el que nos ha tocado vivir. Una pandemia. Anda que nos tenía que tocar a nosotros, ¿eh?. Eso no nos lo esperábamos nadie. Pero, pensándolo mejor, para muchos ha sido un momento de reencontrarse consigo mismos y entenderse. No todo es malo. Por eso os digo en las últimas palabras que me oiréis muchos: reíd hasta que los pulmones se os vacíen, saltad hasta quedaros sin aliento, cantad hasta desgañitaros, amad mucho, llorad lo necesario, haced lo justo, enfadaos lo mínimo, sed un ejemplo para los pequeños y sed el orgullo de los mayores.

Dicen muchos “Ojalá la pandemia nunca hubiera llegado, ojalá nada hubiera ocurrido”. Y yo os digo que eso es lo que desean quienes viven estos tiempos. Pero no les toca a ellos decidir, ni a vosotros ni a mí; no podemos hacer nada por ello. Lo único que podemos decidir es qué hacer con el tiempo que se nos ha dado.

Aquí acaba nuestra adolescencia y nos llama la adultez. Decía el refrán: por cada cosa que alcanzamos, hay algo que dejamos atrás. Este es vuestro primer gran ejemplo.

No os diré no lloréis por lo que dejáis atrás, pues no todas las lágrimas son amargas. Y estas no lo son, os lo puedo asegurar.

Puede que no nos veamos en mucho, pero nos veremos. Confío en ello. Muchas gracias, y os deseo una feliz vida llena de amor y abundancia a todos.”

Posteriormente fue Nuria Rodrigo, de 2º de BAC E, la que se dirigió con estas palabras a sus compañeros:

“Buenas tardes a todos y todas.

En primer lugar, quisiera agradecer al equipo directivo haber hecho posible que estemos aquí celebrando nuestra graduación. Mil gracias por vuestro esfuerzo y más en estos momentos tan difíciles con la Covid-19. En segundo lugar, quisiera agradecerles a todos los profesores que nos acompañado este curso y han tratado de sacar lo mejor de nosotros. Pero no solo agradecemos a los que están hoy aquí, sino a todos los que nos han enseñado desde el primer dia que llegamos, a los que están y a los que no. Hace ya seis años de ese primer dia de instituto. Seis años que han pasado volando pero que en los que hemos crecido y madurado y nos hemos convertido en las personas que vemos ahora. Entonces, llegamos asustados a un lugar extraño y grande y nos rodeamos de desconocidos. Sin embargo, desde hace ya tiempo miramos este instituto con la misma familiaridad con la que miramos nuestra habitación y aquellos desconocidos no eran más que compañeros y amigos por conocer.

Antes, veíamos segundo de bachiller como una fecha muy muy lejana. Pues bien, aquí estamos seis años después, años en los que hemos reído, llorado, estudiado e incluso viajado. Creo que todos recordamos los viajes a Porta ventura, a la nieve y a Paco con su megáfono. Volviendo al presente, este curso ha sido un curso muy complicado. Se ha juntado todo: la COVID y la PAU, que ya por fin hemos pasado. No nos hemos podido abrazar tanto como nos hubiese gustado pero seguro que no hemos sabido transmitir nuestro cariño de alguna otra manera. Por ejemplo, con palabras, ya que lengua nos han enseñado que las palabras pueden resultar muy útiles; historia que nuestros exámenes no son nada comparados con tantas guerras sangrientas, y los idiomas como inglés y valenciano, que hay muchas maneras de decir lo mismo; matemáticas, para los de

ciencias, que todos los problemas tienen solución; latín, para humanidades que una lengua siempre vive mientras sea importante para alguien; y Fundamentos del Arte, a los del artístico nos ha enseñado que no todos vemos la realidad de la misma manera. Y no sigo con más asignaturas, que sino esto se haría eterno y creo que todos queremos olvidarnos de ellas y descansar este verano.

Verano, es lo que hemos soñado durante todo este curso, que parecía no acabarse y ahora parece mentira que se termine. El verano es el puente entre el fin de lo que ha sido prácticamente nuestra adolescencia, y el comienzo de una nueva etapa. Una etapa, que no tenemos ni idea de cómo va a ser, pero una etapa en la que ya nos dirigimos hacia donde queremos ir. No importa que camino escojamos si sentimos que es el correcto, lo importante es seguir adelante sin miedo y recibir al futuro. Seguramente al pisar las universidades o sea donde sea que estemos, nos volveremos a sentir igual que hace seis años, extraños y pequeños, pero como ha ocurrido ahora, los años pasarán y esos lugares se convertirán en nuestro nuevo hogar. Y digo hogar, porque si este instituto ha sido nuestra segunda casa, también nos sentiremos como en casa allí donde vayamos.

En definitiva, hoy nos despedimos del IES PLAYA DE SAN JUAN, pero solo físicamente porque siempre lo llevaremos con nosotros en nuestra memoria. ¡Mucha suerte a todos y espero que os vaya bien adonde sea que vayáis y en lo que quiera que hagáis!

¡Gracias!”

En el acto intervino también una representante de la Asociación de Madres y Padres del centro, y posteriormente todos y cada uno de los alumnos fueron recogiendo sus orlas como recuerdo de su paso durante seis años por nuestro instituto, el IES Playa San Juan, ante el orgullo de los profesores presentes.

Esperamos que todos estén ya desarrollando su vida universitaria o no, y que nos recuerden con, al menos, el mismo cariño con el que nosotros los recordamos.

¡Y hasta junio de 2022, en que volveremos a dar cuenta de una nueva graduación, la de la promoción 2016-2022, esperemos que esta vez ya con todos libres de virus!

En la página de inicio de la web del instituto tenéis colgado un vídeo del acto.

Premi Sambori

L’alumna Sofía-Clara Spilz, de 3er d’ESO B, ha guanyat un dels Premis Sambori en la categoria de 2n cicle d’ESO
El lliurament del Premi va tenir lloc el passat 12 de maig a Mutxamel

Llegiu més


Aquí teniu el relat que ha rebut el Premi.

RIHAYA
EL VIATGE ROCÓS

En un món sense tecnologia, sense un cel blau, mancat de totes les coses que coneixem… i on la raça dominant, encara que s’assembla a la humana, seguia sense ser-ho per òbvies raons: sí, eren bípedes, i també tenien dos braços i un cap, però la seua pell era rocosa, d’un color marró grisenc; els seus ulls, axinats i d’un color verd fluorescent; els seus dits, amb peülles que assemblen ungles…

Era una raça veritablement intel·ligent. Alguns d’ells eren nòmades, però la majoria preferia assentar-se dins de coves prop de la vall rocosa. Les coves, que servien com a llars individuals, estaven interconnectades amb les altres per si algun depredador o monstre ataca, per a així poder fugir o rebre ajuda de forma més fàcil.

El món en el qual vivien no era per a res senzill.

Constantment semblaven haver-hi terratrèmols, i els llocs canviaven d’altitud o de lloc, raó que triaren mantenir-se en coves dins d’una muntanya la qual romania estoica, en comptes de sortir i caure dins d’alguna esquerda.

L’atmosfera, d’un color verd molsa, per a la majoria d’éssers vius arribava a ser tòxica, la qual cosa feia que no visqueren per molts anys. Encara que “els Rocosos”, després de diversos milers d’anys, van evolucionar i es van adaptar completament al medi ambient, fent que visqueren per més temps, en el qual van aconseguir crear tribus consistents.

Les tribus no mantenien relació amb les altres. Eren autosuficients. Però sabien de l’existència de les altres per mitjà dels Rocosos nòmades que viatjaven de tribu en tribu. Com estaven incomunicats, els idiomes eren una mica diferents, però en ser semblants els feia fàcil la comunicació amb els estrangers.

En una tribu anomenada Rakuam, els pobladors portaven per tradició robes roges. Eren teles que no cobreixen més del necessari, i que tenen estampats sols grocs amb forma d’espiral. Una altra de les seues tradicions era…

— Rihaya, estàs bé?

Una xiqueta havia caigut mentre jugava amb la seua amiga, i l’amiga se li va acostar mentre li tendia la mà.

— Gràcies Raly— va respondre mentre s’aixeca amb ajuda de la seua amiga—. Per sort només m’he raspat.

…que tots els nascuts en la tribu porten una “r” com a inicial del nom.

Les xiquetes, decidint anar per un adult per a atendre la ferida, van anar en camí a les coves. Quan van arribar, es van trobar que la mare de Rihaya estava donant a llum.

— Rihaya, a la fi arribes! La teva mare està a punt de tenir al teu germà, acosta’t i ajuda’m.

Raly va córrer per un túnel per a avisar-li als seus pares mentre Rihaya s’acostava al seu pare i agarrava la tela que li tendia per a abrigar al bebè quan nasquera, mentre que el seu pare li donava ànims a la mare. A l’estona, Rihaya ja tenia en mans a qui seria el seu germà menor.

La mare, demanant-li que li’l donara, en tenir el bebè en braços, va quedar embadalida.

— Que guapo és… Com l’anomenem?

— Jo vote per Ranaya!— diu Rihaya al moment.

— Per què, reina?

— Perquè és semblant al meu.

— Jo crec que és perfecte…— diu la mare mentre acaricia al bebè.

— Ranaya serà— diu el pare mentre abraça a la seua dona.

Després del naixement, tot girava entorn del bebè. Rihaya sentia que els seus pares la ignoraven, i encara que se sentira molesta amb Ranaya, sabia que ell no era res més que un bebè, per la qual cosa es quedava callada. Però passat el temps, mentre creixia i veia que la situació seguia igual, la ira i el rebuig que sentia s’anava acumulant. Com ho podia manejar una adolescent enmig de la pubertat? Ella no ho sabia, per la qual cosa va tenir una arrancada d’ira. I enmig de la discussió, va agarrar les seves coses i va fugir de casa.

Per a quan Rihaya es va calmar, ja es trobava molt lluny de la tribu. Havia caminat per hores mentre pensava enfadada en la situació, i per a quan va voler adonar-se, ni tan sols es podia veure la muntanya en la qual vivia.

— Ai… Ara què faig…?

Rihaya no estava segura. Tornar a casa i rebre una bona renyada, per a després continuar sent ignorada? Aquell pensament li va fer bullir la sang. Per a què? Segur que ells viurien millor sense ella, donant-li tot el seu amor a Ranaya. Ella només era un gerro, abans ple de l’amor dels seus pares, i ara tan trencat…

Després de diversos dies de caminada, on més de cinc vegades gairebé cau dins d’una esquerda per algun inesperat terratrèmol, va arribar al territori d’una altra tribu.

Els pobladors la van acollir el millor que van poder. Els va preocupar bastant el seu aspecte quan la van trobar, perquè com el viatge no havia estat previst, ella no havia portat els subministraments suficients com per a estar bé.
La van ajudar a recuperar-se, i li van permetre quedar-se a viure tot el que volguera. Com no hi havia coves de sobres, van fer que una de les famílies es fera càrrec d’ella. La família que ho va decidir fer constava de quatre integrants: els dos pares, el fill major i la filla menor. El fill major i ella no tenien molts anys de diferència, i amb diversos dies de xarrada es van tornar amics. Al principi ell li havia preguntat com havia arribat a la seva tribu i ella havia decidit no contestar, però ara que ja eren amics, ho va decidir fer.

— Llavors vas sentir gelosia i et vas escapar perquè ells se sentiren culpables…— va resumir el seu nou amic, Cassim.

— Quan et vaig dir que em sentia gelosa!? Jo…!

Ella va tractar de contradir-lo, però en veure que tenia raó, va preferir mantenir-se callada. Ell només va poder sospirar.

— Mira… jo vaig passar pel mateix.

Aquesta declaració va fer que Rihaya se li quedara mirant expectant, demanant per més informació.

— …la meua germana va nàixer quan jo tenia onze anys. Abans d’això, els meus pares sempre estaven amb mi, i era molt difícil convèncer-los que em deixaren sortir pel meu compte, però des que va nàixer, semblava que als meus pares ja els era igual el que feia. Em vaig sentir molest i ferit, igual que et va passar a tu. La diferència és que jo vaig decidir preguntar-los, Per què?. Després de parlar, em vaig adonar que no ho feien a propòsit. Quan Ela va nàixer, ells van veure que me la passava cuidant-la, i es van sentir culpables de sempre haver-me tingut tancat, així que van decidir deixar-me eixir quan volguera, sense adonar-se que el seu estrany comportament podia arribar a sentir-se com un rebuig. Després que els vaig explicar com em sentia, i jo saber com se sentien ells, vaig sentir que l’opressió del meu cor es va esfumar. Vaig plorar com mai ho havia fet.

Rihaya, atenta al relat, va començar a sentir com el pit se li enfonsava i els seus ulls s’humitejaven. Ara que ho recordava, ella no els havia deixat explicar-se ni res per l’estil.
Va començar a sentir-se culpable, i Cassim, veient que les seves paraules li havien afectat, va passar un braç sobre els seus muscles i la va abraçar de costat en un intent de reconfortar-la.

— Hauries de tornar a casa, No creus? Segurament estan molt preocupats per tu.

Rihaya, l’endemà es va acomiadar de tota la tribu i els va agrair la seua hospitalitat, i ells amablement li van donar subministraments per al viatge.

Tractant de recordar per on havia vingut, va caminar durant dies que li semblaven llarguíssims, però quan va veure la muntanya que tants anys l’havia protegit dels terratrèmols, va fer un salt d’alegria i va alleugerir el pas.

Quan va arribar, tots la van rebre amb llàgrimes i amb algun que un altre regany. Els seus pares li van donar un enorme i forta abraçada, i quan van arribar a la seva cova van tenir una xarrada realment llarga i profunda. Van arreglar el malentès, i ella els va contar sobre el seu viatge i el nou amic que havia fet.

Tot semblava arreglat, menys el fet que Rihaya se sentia nostàlgica. Quan tractava de dormir, no podia evitar rememorar el viatge i totes les coses noves que havia descobert.

Després d’haver estat meditant durant diverses setmanes, ho va decidir. Es convertiria en un nòmada i viatjaria cap a nous llocs per a descobrir més coses noves. Quan els seus pares es van assabentar, es van sentir realment tristos. Però ella els va alleujar dient que s’aniria recentment quan Ranaya complira huit anys.

Una setmana després que el seu germanet complira els huit, ella va emprendre el seu viatge. Va passar a saludar a la família de Cassim, va conèixer quatre tribus més… Sempre, després de fer un nou descobriment, tornava a Rakuam per a contar les seues històries. Fins que un dia, va deixar de tornar.

Ningú sap què li va passar. Si es va establir en una altra tribu, o si algun terratrèmol havia fet de les seues.

Sempre mantindrien en les seves memòries aquella jove Rocosa, la que amb tan sols catorze anys havia viatjat a una altra tribu quan uns altres no podien ni somiar amb això. La jove que viatjava i sempre relatava històries fascinants… Estaven completament segurs que l’estranyarien, i que mai l’oblidarien.

EXPLAYARTE en los papeles

La exposición EXPLAYARTE con trabajos de nuestros alumnos de 1º y 2º de Bachillerato de Artes ha merecido la atención de distintos medios de comunicación, que le han dedicado estos artículos:

https://www.lasprovincias.es/alicante/explayarte-2021-centro-20210509130026-nt.html

https://ocioalicante.net/evento/alicante/centro-municipal-de-las-artes-de-alicante/exposiciones_eventos-en-internet/explayarte-2021/?id=54325

https://www.alicante.es/es/noticias/obras-alumnos-del-ies-playa-san-juan-iluminan-centro-artes

https://www.elperiodic.com/alicante/obras-alumnos-bachiller-artistico-playa-juan-iluminan-centro-artes-alicante_745896

https://diariodealicante.net/los-alumnos-del-bachiller-artistico-del-ies-playa-de-san-juan-exponen-sus-obras-en-el-centro-de-las-artes/

Día del Libro. Filosofía

Trabajo realizado por los alumnos del Departamento de Filosofía para el “Día del Libro” 2021

¿Son peligrosas las mujeres que leen?
Te invitamos a reflexionar de la mano de este interesantísimo trabajo


Stefan Bollmann, en su libro Las mujeres que leen son peligrosas, ha explorado la presencia de mujeres y niñas lectoras en el arte occidental, desde la Edad Media hasta nuestros días. El autor se plantea múltiples cuestiones alrededor de este tema: ¿Son realmente las mujeres que leen peligrosas? ¿Lo fueron en otros tiempos, siguen siéndolo hasta hoy? ¿Cuál ha sido la reacción de los varones ante esto? ¿Ha contribuido la lectura a la emancipación de la mujer, ha sido un arma eficaz en las reivindicaciones feministas? ¿Por qué leen actualmente mucho más las mujeres que los hombres? Todas estas cuestiones brotan de este libro y en él se encontrarán algunas respuestas.

Abre el enlace y reflexiona a través de la lectura de los textos que en él aparecen.

Las mujeres que leen son peligrosas

¿Y tú qué opinas?

Inauguración EXPLAYARTE 2021

Inaugurada EXPLAYARTE 2021, la exposición de trabajos de los alumnos del Bachillerato Artístico del IES Playa San Juan

“Art i emoció”

A las 18.30 de hoy jueves, 6 de mayo de 202, ha tenido lugar la inauguración de la exposición de trabajos de los alumnos de Bachillerato de Artes del IES Playa San Juan de Alicante, EXPLAYARTE 2021 en el Centro Municipal de las Artes de la Plaza de Quijano. El acto, transmitido en directo a través de internet por las medidas ANTICOVID, y que, por ello, no ha podido contar con la presencia de los protagonistas, ha sido abierto por el Concejal de Cultura de nuestro Ayuntamiento, Antonio Manresa, que se ha mostrado encantado de participar cediendo las instalaciones municipales para esta exposición. Le ha seguido en el turno de palabra Aurora Arias, Directora del IES Playa San Juan, quien ha agradecido a la Concejalía de Cultura y al AMPA del centro su colaboración, así como al Departamento de Artes Plásticas, que tanto empeño pone en la realización de esta actividad y, por supuesto, a los alumnos por su excelente trabajo. También ha remarcado que el Bachillerato de Artes constituye una de las señas de identidad d nuestro centro, y ha terminado su intervención dando la enhorabuena a profesoras y alumnos.

La profesora Maria Josep Colomina, coordinadora del evento, y representando al Departamento de Artes Plásticas junto con Fernanda Taba, Eugenia Funes y Maite Encinas, al iniciar sus palabras ha recordado la emoción que ha sentido al entrar en la sala y volver a ver las obras y a los alumnos autores de las mismas en ellas. Asimismo, ha incidido en el hecho de que el estudio de Bachillerato Artístico no consiste únicamente en el aprendizaje de técnicas, sino, y de manera muy especial, en el fomento del arte como expresión de las emociones, vivencias y sentimientos, y se ha mostrado feliz por asistir a los comienzos de estos artistas, comienzos en los que ya puede observarse la consolidación de ciertos estilos individuales. Por todo lo dicho, Colomina cree que el mejor título para esta exposición podría ser, sin duda, “Art i emoció”.

Sabrina Herrero, alumna Bachillerato de Artes Nocturno y autora del cartel de la exposición, ha invitado a los alumnos de Secundaria de toda la ciudad a visitar la exposición, y les ha recordado que, si no pueden estudiar el Bachillerato Artístico en turno de mañana, pueden hacerlo en horario nocturno en nuestro centro.

Han cerrado las intervenciones Elena Serrano y Nerea Meneses, alumnas de Bachillerato de Artes Diurno, quienes han subrayado, hablando en nombre de todos sus compañeros, que para ellos el arte es la luz que los guía, y que pese a los inconvenientes a los que se han visto obligados a hacer frente, con fuerza han podido sacar adelante sus proyectos, tomando como modelo la fortaleza de Frida Kahlo, de Dalí, de Bacon y de otros muchos. Por último, han tenido palabras de profundo agradecimiento para sus familias, sus profesoras, el IES Playa San Juan y el Ayuntamiento.

Ahora somos nosotros, cuando visitemos la exposición, los que tendremos la última palabra. Os recordamos que permanecerá abierta hasta el día 31 de mayo. No nos la podemos perder.

Explayarte 2021

Concejalía de Cultura de Alicante

Estamos muy contentos de acoger en el Centro Municipal de las Artes de Alicante, un año más, los trabajos realizados por los alumnos de Bachillerato Artístico del IES Playa San Juan.
El jueves 6 a las 18.30h, tendrá lugar la presentación online de la exposición, que contará con la asistencia del concejal de Cultura, Antonio Manresa, así como de la directora del Instituto Aurora Arias, la coordinadora Mª Josep Colomina, y las profesoras del Departamento de Artes, Mª Fernanda Taba, Eugenia Funes y Maite Encinas, como responsables de la misma.
EXPLAYARTE nace para ser el escaparate de los trabajos realizados en cada una de las materias prácticas que se imparten: Dibujo Artístico, Técnicas de expresión Graficoplásticas, Cultura Audiovisual, Diseño y Volumen, con el objetivo de mostrar al público una perspectiva amplia de la evolución artística de cada los alumnos.
Más de 150 obras realizadas con diferentes técnicas, soportes y formatos nos acercan el arte y sentir de estos jóvenes artistas alicantinos y nos invitan a disfrutar de sus obras hasta el 28 de Mayo.