Ir a la barra de herramientas

ESO

La etapa de la educación secundaria obligatoria forma parte de la enseñanza básica. De acuerdo con el que establece la Constitución Española (arte.27.4) tiene carácter obligatorio y gratuito. Esta etapa educativa tiene una duración de cuatro cursos académicos, que se siguen ordinariamente entre los 12 y los 16 años de edad.

El alumnado puede acceder al primer curso el año natural en que cumpla 12 años y, a todos los efectos, tiene derecho a permanecer escolarizado en régimen ordinario hasta los 18 años, cumplido el año en que finalizo el curso.

La educación secundaria obligatoria se organiza en materias diferenciadas, teniendo en cuenta tanto la finalidad de una educación común como la atención necesaria a la diversidad del alumnado.

En esta etapa, se presta una atención especial a la tutoría personal del alumnado, así como a su orientación educativa, psicopedagógica y profesional.

La educación secundaria obligatoria contribuye a desarrollar en el alumnado, entre otros, las capacidades siguientes:

  • Conocer, asumir responsablemente sus deberes y ejercer sus derechos en el respecto a los otros, practicar la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre las personas y grupos; ejercitarse en el diálogo, arreciando los derechos humanos como valores comunes de una sociedad plural, abierta y democrática; y prepararse para el ejercicio de la ciudadanía democrática.
  • Adquirir, desarrollar y consolidar hábitos de disciplina, estudio y trabajo individual y en equipo como condición necesaria para una realización eficaz de los procesos del aprendizaje y como medio de desarrollo personal.
  • Fomentar actitudes que favorezcan la convivencia en los ámbitos escolar, familiar y social.
  • Valorar y respetar, como un principio esencial de nuestra Constitución, la igualdad de derechos y oportunidades de todas las personas, con independencia de su sexo e identidad sexual, y rechazar los estereotipos y cualquier otro tipo de discriminación.