CONMEMORACIÓN DEL 25 DE NOVIEMBRE


El pasado día 18 de noviembre  anticipamos el 25 de noviembre: Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.Los alumnos de Quart de ESO de la asignatura de Teatro elaboraron un discurso reivindicativo junto con una interpretación de la canción de Rozalén “La Puerta Violeta”, para los alumnos de Primero y Segundo de ESO como anticipo del acto municipal que se llevará a cabo el próximo día 25 al Ayuntamiento.El discurso reivindicativo se escuchará a lo largo de la semana por RadioMola.

El 25 de noviembre y con motivo del Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer, nuestro instituto, junto a otros centros educativos y asociaciones de Novelda, participó en un acto organizado por la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Novelda.
El alumnado de nuestro centro participó con una exposición realizada previamente en clase con los nombres de todos los feminicidios de este año y una escenificación de la canción de Rozalén, La Puerta Violeta. Este acto tuvo lugar en la Plaza Vieja, ante el Ayuntamiento, donde también se realizó una concentración ciudadana y la lectura de un manifiesto.

Discurso del 25 noviembre:

“Hasta fechas recientes la violencia de género en la pareja quedaba encubierta por un pacto de silencio, especialmente en el ámbito doméstico. Diferentes formas de maltrato eran toleradas, si no aceptadas socialmente.

En la actualidad, este tipo de violencia es considerada un delito en muchos países y se aleja de manera gradual de su condición de acontecimiento cotidiano.

Sin embargo, a pesar de los avances, la violencia contra las mujeres continúa representando un problema polémico y complejo.
Por eso, basura un llamamiento a la gente joven porque todos y todas, unidos frenamos este gran problema que ha supuesto este año 70 mujeres asesinadas en España.

Hoy el instituto de la Mola, justo los y las que somos aquí, nos manifestamos en contra de la violencia contra la mujer.
Queremos recordar en primer lugar a todas las mujeres que ya han sido víctimas directas o indirectas de esta violencia y los transmitimos todo nuestro apoyo tanto a ellas como a sus familiares y amigos/amigas.

La violencia contra las mujeres es real y simbólica y la real sucede en muchos lugares por parte de familiares y gente próxima a la familia pero también en ascensores, en parques, por la noche, por el día.. No hablamos solo de violaciones sino de una serie de actitudes desde miradas, palabras que no nos respetan o nos intimidan, que marcan nuestros horarios y nuestros trayectos, esto es intolerable que suceda.

Por eso, la violencia de género es la manifestación más extrema de la desigualdad entre hombres y mujeres y no desaparecerá mientras no se consiga la igualdad real y efectiva entre ambos sexos.

Los maltratos no son un asunto privado, es un problema social que se combate con la intolerancia ante el maltratador y ante cualquier comportamiento machista.

Solo con su rechazo social conseguiremos avanzar para acabar con este problema, consiguiendo así una sociedad más libre, justa y respetuosa.

Es hora de actuar”